Respuesta inmediata de don Randall Ray Arms al artículo escrito por el Senador Cardemil
Viernes, 01 de Julio de 2011 01:00

1

Respuesta inmediata de don Randall Ray Arms al artículo escrito por el Senador Cardemil, que se reproducen conjuntamente.

Comentarios sobre las Sugerencias del Senador Alberto Cardemil

Es con mucha tristeza que he leído el artículo del Senador Alberto Cardemil que aparentara tener en desmedro una raza que tanto nos ha contribuido a la historia de Chile. Mi primer pensamiento al terminar de leer estas opiniones, que evidencia datos errados, conceptos mal interpretados y algunos desconocimientos sobre la producción animal, era que fácilmente este documento nos podría haberlo enviado un extranjero resentido con intenciones de desprestigiar nuestra raza.

Está claro que todos tenemos el derecho a nuestras opiniones y la mayoría de los puntos que aquí aparecen siguen proyectando conceptos a mi juicio mal razonados con el fin de promover una sola cosa que realmente tiene muy poco que ver con la definición de nuestra caballo nacional, lo cual es: nuestra incorporación en la FICCC para seguir vendiendo 0.5 % de nuestra producción a los países miembros de esa federación nacional.  Eso es el final que justifica los medios que nos exponen estas personas que evitan hablar sobre los valores de nuestra raza porque al engrandecerla da menos probabilidad que aceptemos las condiciones que nos ha puesto la FICCC para pertenecer a ellos.

Es importante decir que nunca se ha dejado de reconocer todo las contribuciones positivas que ha hecho el directorio de la FCCCh al igual que los otros pocos criadores que han fielmente respaldado las políticas que se han implementado en estos últimos nueve años al respecto esa organización internacional.  Los que se resintieron con comentarios hechos en la prensa han tratado de acusar los que apoyan el reconocimiento de nuestra raza nacional como propia. Sienten que éstos los han categorizados como meros comerciantes que sólo querían aventajarse de las exportaciones que en gran parte han sido a beneficio de pocos. No sé de nadie que no reconozca el aporte que ha hecho cada uno de los directores para el bien del Caballo Chileno. No obstante no podemos tapar el sol con la mano tampoco, porque si uno analiza la lista de los que en los medios se están denominando como “criollistas” está claro que están dentro de los más beneficiados con esta política.

Ahora se suma uno más, a lo que en estos últimos meses ha mostrado ser parte de la minoritaria lista de gente que apoya incorporarnos a una raza ajena y abrir nuestros registros. Nuevamente, es llamativo que es dueño de uno de los criaderos chilenos más cotizados de Brasil y donde la descendencia que tiene de la gran yegua Santa Elba Zarca ha abierto una apetencia enorme por ese linaje debido a la venta por más de 500 millones de peso del Comediante. Puedo entender que uno trate de cultivar y defender un mercado rentable para su criadero, pero por Dios que me cuesta entender que ésto se haga al punto de descalificar la gallina que le pone los huevos de oro. Después de leer este artículo quizás lo más difícil para mi ha sido tener que aceptar que un senador de la República de Chile sea capaz de tranzar con un Monumento Nacional de su patria.

He debatido en mi mente si contestar este artículo siquiera, porque tiene fallas de datos precisos, de omisión de información crucial que cambiaría totalmente el sentido de punto que trata de hacer y de desconocimiento de hechos que ya venimos tocando hace meses que me hace dudar si el autor ha estado al tanto de los intercambios que hemos tenido en nuestra industria.  Me agota tener que enfrentar cada escrito que mengua el Caballo Chileno usando datos afuera de contexto que evita objetivamente evaluar nuestra raza mientras siempre llegan al mismo final de “quiero vender caballos a los países de la FICCC”. Notarán lo poco que estos artículos reconocen los innumerables puntos de grandeza que hemos estado esbozando sobre el Caballo Chileno mientras tratan de sacar a reducir donde flaquea. Nunca hemos dicho que el Caballo Chileno es perfecto, pero es irónico que al sugerir “engrandecernos” siendo parte de la FICCC, tienen que tratar de desprestigiar tantas cosas que ha hecho nuestra raza única y especial.

No quiero pecar de fastidiarlos con puntos que ya he mencionado en tantos artículos que he escrito en el pasado. No obstante el Senador Cardemil pareciera indicar que no le ha dado lectura a los escritos que defienden al Caballo Chileno o prefiere no tomarlos en consideración. Por lo tanto para no dejar este escrito sin respuesta, trataré de tocar los puntos básicos que considero que son fallas en el planteamiento que ha hecho el autor.

 

La palabra “criollo”

Lo he dicho hasta el cansancio que al evaluar esta palabra tenemos que percatarnos si es una palabra que empieza con mayúscula o minúscula. La que tiene mayúscula refiere a su uso como nombre propio y que se refiere al nombre de la raza en discusión y la que esta en minúscula la podemos interpretar de varias formas pero en la gran mayoría de los casos en América latina su uso significa “nativo” o “autóctono”.

Miren la cantidad de espacio que el Senador Cardemil dedica a tratar de convencernos que usar la palabra “criollo” está bien. De sus alrededor de veinte referencias a la palabra “criollo”, muchas citadas, todas menos  dos (uno es un libro de un argentino y el otro es el nombre al cual el autor quisiera que cambiáramos nuestra histórica federación) empiezan con minúscula, por ende NO se refieren a el uso racial que está tratando de argumentar.  Incluso se puede tener palabras como raza criolla o caballo chileno criollo y escrito de esa manera se refiere a una raza nativa o un caballo nativo del país de Chile. NO es una aseveración de que los autores están llamando nuestra raza un Criollo.

Más ilógico aún es que use citaciones de autores como Uldaricio Prado y Alberto Araya donde sus libros claramente estipulan el nombre de nuestra raza como Caballo Chileno en su título. Si hay algún defensor en el siglo XX del Caballo Chileno lo fue Uldaricio Prado y debe estarse revolviendo en su tumba al saber que usen sus palabras afuera de contexto para apoyar la idea que nos hagamos Criollo.

Bueno, este tema está súper trillado en múltiples artículos que ya se han escrito al respecto y no creo que merece mas consideración afuera de preguntar al Senador Cardemil si nos puede nombrar un decreto chileno durante la existencia de nuestra patria que usa el termino “criollo”.  El Lic. Luis Valentín Ferrada nos ha hecho conocer a todos que desde la época de Bernardo O´Higgins se prohibió el uso de esta palabra en la vernácula de legislaciones chilenas porque se consideraba despectivo. Por lo tanto si hay un término que no cabe en el nombre de un Monumento Nacional de Chile es la palabra “CRIOLLO”.

 

Registro Chileno

El autor escribe “Don Miguel Letelier y Don Alberto Araya nos cuentan de las serias dificultades que enfrentaron los criollistas chileneros después de 1893. Al año 1990 había solo 200 inscritos en el registro, porque cada hacienda de Aconcagua, Santiago, Caupolicán, Colchagua, Maule o Bío Bío, creía tener mejores sangres y más prolijos registros.

¿A qué fecha se estará refiriendo con los 200 inscritos? Pensé que se había equivocado en un número y podría ser 1890 pero tampoco hace razón ya que eso es antes de la formación de nuestro registro.

Es verdad que al principio se avanzó lento en reunir caballos a nuestro registro. Después de todo, era una idea totalmente nueva para  nuestro hemisferio.  El hecho que en Chile existía la mentalidad de anotar las descendencias de los caballos es muy significativo del papel de la selección humana que existió en nuestras tierras comparadas con las de los otros territorios vaqueros.  En algunas de nuestras líneas fundadoras le conocemos los antecesores desde 1840, o sea más de medio siglo antes que empezó nuestro registro. Hay conocimiento de haciendas, como la Principal de la familia García-Huidobro, que llevaban registros meticulosos desde 1770.  El concepto de la pureza racial en Chile se establece de la época colonial y fue parte de la razón que tan sólo en un siglo el territorio de Chile se consideraba la fuente de los mejores caballos de las Américas.

A diferencia de un territorio de extensos llanos donde la influencia genética se propagaba como fuego, Chile siempre tuvo valles aislados donde focos del prototipo del Caballo Chileno existieron sin mestizaje. El encontrar ejemplares digno de nuestra raza en lugares aislado como Ovalle, Chillan y otros, fue la razón que nuestro registro se abrió en varias ocasiones para incorporar más de los especimenes de nuestro caballo nativo que no tenia influencia de sangres europeas.

Don Alberto alega que tuvimos algunos caballos mestizos en nuestra formación lo cual es un argumento muy débil ya que no hay raza de la época que puede negar esto. La crianza pura sólo dependía de la integridad de sus criadores por no tener tipaje de sangre o ADN en esos años. Pero Chile tuvo una condición muy única para caer  menos en esta tentación y eso era su énfasis en el rodeo. Después de 350 años de selección vaquera y más de setenta para una función que ya se estaba propagando como deporte público dentro de recintos cerrados, los caballos más útiles en las medialunas eran los Caballos Chilenos puros. Por lo tanto, la gran mayoría de los “parches” en nuestra raza no son con caballos de otra raza, pero reportes equivocados de un Caballo Chileno por otro.

El autor alega que tenemos poca diferencia en la regularización de los registros definitivos con nuestros vecinos, pero en realidad nuestro registro se cerró definitivamente en 1934 mientras que en Argentina siguieron con un registro abierto para nuevos ejemplares nativos no inscritos hasta 1957. Esto es representativo del cuarto siglo de anterioridad que tuvo la existencia y desarrollo del Caballo Chileno sobre el caballo Criollo en casi todos los parámetros. Además Chile nunca abrió sus registros a otra raza, cosa que el Criollo sí hizo desde 1939.

Me extraña que Senador Cardemil estipule que la Asociación de Criadores de Caballos Chilenos empezó en 1948 cuando todos los anuarios reflejan su inicio en 1946. No obstante, como ya he aclarado muchas veces, el inicio de una organización formal de criadores en Chile origina en 1910 dentro de la propia SNA donde llegaron 40 visionarios chilenos para firmar un documento donde ellos se unían para promover la raza del Caballo Chileno. O sea, que  una organización formal de criadores en Chile existe 8 años antes que existiera la raza Criolla siquiera y 13 años antes de la asociación de criadores de Argentina, 22 años antes de la asociación de criadores de Brasil y 31 años antes de la asociación de criadores de Uruguay!!  Esta clase de omisión de datos yo lo esperaría de alguien que tuviera una preferencia por otra raza. Incluso me lo podría imaginar en un escrito de alguien deseoso de deshonrar nuestro Caballo Chileno, pero me cuesta mucho debatir estas ideas con un representante de nuestro congreso que tanto he respetado.



Pertenencia a la FICCC

El autor nos dice “La pertenencia chilena a la FICC es de larga data histórica, es pública, ininterrumpida, notoria y aceptada” pero obviamente si ha sido interrumpida cuando se nos exigió que aceptáramos un nombre y registro común.  Fuimos expulsados después que nuestro consultivo votó por unanimidad para que nuestros registros permanecieran cerrados.  Quizás lo mismo hubiera sucedido en el 2002 si los procedimientos hubieran seguido los pasos lógicos de contar con la opinión de las bases. Desgraciadamente ese no fue el caso y el gran silencio que siguió durante los nueve años subsiguientes aseguraron que la menor cantidad de criadores posibles se enteraran de los hechos.

Sé que esto suena como una acusación, pero no hago juicio de cual fue la razón detrás de esos hechos, simplemente hago la observación que esa fue nuestra realidad y el que no lo quiere aceptar, le sugiero que le pregunte la opinión de los criadores de Caballos Chilenos y se den cuenta cuantos ignorábamos que habían cambiado el nombre de nuestra raza y federación y que habíamos abierto nuestros registros. Incluso los logos de nuestra institución nos dejaron totalmente confusos.  Hasta la participación de caballos Criollos en nuestras competencias de función y morfología se mantuvo en el desconocimiento de la fanaticada que presenciaban y luego leían sobre esos actos.

 

Cuestiones Comerciales

El autor nos dice “La exportación de caballos chilenos al resto del continente, rubro no tradicional en la actividad agropecuaria, a partir de 1972, tiene sus orígenes en 1938, 1859 y 1968, con exportaciones a Argentina y en 1963 a Brasil.”

En realidad el primer Caballo Chileno inscrito que llega a Argentina es Deseado que se presentara como exhibición en la Feria de Palermo en 1926. La fecha de 1859 que estipula el autor supongo que es otro error de su escrito y no sé a qué fecha o exportación se esta refiriendo.

Luego expone, “Es indudable que desde el punto de vista del fomento equino nuestros potros y yeguas son considerados en el exterior como “raceadores” y nosotros nos hemos beneficiado de pureza de raza que rescataron, preservaron y proyectaron los viejos, usándolo para mejorar nuestras crianzas teniendo en cuenta lo que el mercado nos pide y se puede vender mejor. Hay un viejo refrán español aplicable al caso “si quieres saber cuanto valen tus potros, véndelos y te compras otros

Es muy cierto que tenemos una raza mejoradora, o raceadora como lo denomina el autor. También es cierto que nos hemos beneficiado tremendamente de la pureza que establecieron todos los criadores que nos anteceden incluyendo la época previa a la formación de nuestros registros, ya que el esfuerzo lo comparte la totalidad de la historia del Caballo Chileno. Pero el viejo refrán español que puede aplicarse  a un caballo en particular, no es muy aplicable a nuestra raza. No podemos venderla y comprar otra, ni podemos deshacerla genéticamente y rehacerla nuevamente, ni podemos poner las decisiones del futuro de nuestra raza tan genéticamente hermética en manos de criadores que escojan lo que es de su conveniencia comercial o no.

Precisamente tenemos una raza privilegiada porque hemos sabido llevarla como una clásica raza pura manteniendo un registro cerrado. Igual ésto nos permite tener las aspiraciones de mejorarla, darla a conocer y mercadearla PERO dentro el acervo acotado que es nuestro y nos define con tanta precisión genética que nos permite ser y seguir siendo una raza mejoradora, o raceadora si se prefiere decirlo así.

Esto no se trata de soluciones administrativas o gestiones con banderitas y certificados de distintos colores. Esto se trata de una responsabilidad mucho más fuerte que implica TODO lo que conlleva ser una raza pura.  Aunque la pureza genética es la base principal, también pone en juego muchas otras cosas que representan ser una raza pura que es un patrimonio biológico de nuestro país. Si las cosas fueran tan sencillas como ordenar e identificar los certificados de inscripción, realmente no haría falta tener federaciones o asociaciones de raza en ningún lado. Mejor todos los criadores de animales de purasangre inscribiríamos nuestros animales en la FAO y que ellos nos ordenen todo el cuento, así de sencillo. Como nuestros antepasados supieron muy bien, NO es así de sencillo y nosotros tenemos que comprender esa discreción muy bien mientras llevamos nuestra raza a nuevas alturas de reconocimiento en el mundo.

¿Cuáles son las razas caballares de más prestigio en el mundo “globalizado” que a tanto se refieren?  Son las razas de más antigüedad, más pureza, con las funciones bien definidas. Debido a su reconocimiento global es que en muchísimos lados del mundo las reproducen como PURA RAZA donde sus características admirables se dan a conocer.  ¿O es que me pueden dar un ejemplo de una raza antigua, mejoradora, con registros cerrados que se ha beneficiado de abrir sus registros e implementar este famoso “impulso mundial” del cual habla el Don Alberto?

Las razas más mejoradoras que han existido en los últimos 300 años han sido la Pura Raza Española, el Árabe y el Fina Sangre Inglés. Todas han tenido muchas influencias en mejorar otras razas que usaron su genealogía muy pura y más homocigota para su beneficio. Pero NINGUNA de estas razas ha abierto su registro a otras razas mejoradas con el afán de expandir su mercado.  Por lo contrario son los registros de las razas mejoradas (como el Criollo) que se abren para incorporarlas a ellas. Las razas mejoradoras asientan la calidad que los hace deseable en el mundo entero precisamente manteniendo su identidad, probando la excelencia de la funcionalibilidad que los identifica y manteniendo sus registros celosamente clausurados.

Nunca me ha tocado tener que escuchar un argumento tan opuesto a lo que demuestra la experiencia mundial en la producción animal y que dentro de esa proposición tan errada traten de justificar una acción que va ser para el  menoscabo de la raza que los mismos proponentes crían.

Es por eso cuando uno analiza este tema y no encuentra otra razón que una ventaja económica para un porcentaje mínimo de los criadores que a fin de cuenta no dependen de los ingresos de su criadero para subsistir, siempre sale a reducir la meta final de “buscar soluciones para vender sus caballos a países de la FICCC”.  Lo irónico es que si mercadear es lo que queremos, hay un potencial enorme en el mundo entero que ni siquiera se ha empezado a sondear. Incluso si queremos seguir mercadeando a los países de la FICCC, nos conviene dar a conocer que somos una raza propia, mejoradora, con tremendos meritos. Dadas a conocer estas cosas a nivel mundial, debe fortalecer su interés en seguir usando nuestro caballo nacional porque también engrandece la raza Criolla que tiene una gran influencia nuestra.

 

Sugerencia y Petición

El Senador Cardemil nos aconseja “Me permito sugerirles y pedirles con toda humildad que en esta materia se obre con toda la información disponible, con un debate tranquilo e ilustrado, sobre la base de planteamientos por escritos que son más argumentados y serenos.

Siempre me pareció irónico cuando un tiempo atrás un director comentó “¿En qué nos afecta esperar un par de años más para tomar esta decisión?”, cuando hace nueve años podríamos haber tenido este intercambio didáctico con todo nuestra industria antes de comprometernos con la FICCC.  Quiero pensar que jamás en la historia de la FCCCh los presidentes de asociaciones han estado más informados ANTES de llegar al consultivo. Si la información lo recibe en el momento de estar en el consultivo, ¿qué oportunidad habrá para poder meditar cual sería su mejor decisión antes de votar?

La otra pregunta que obligatoriamente tenemos que hacernos es, ¿qué tan objetivo será la información que reciben de parte del directorio? Es conocimiento común que el portal Web de la Federación escoge a su antojo los artículos que publica para que la información que proyectan a los criadores coincida con la política que ellos quieren implementar. Por algo no están leyendo este artículo en  www.caballosyrodeo donde se publicó el artículo del Senador Cardemil. Por lo tanto creo es importante que los criadores tengan acceso a todas las fuentes de información que le puede dar una mejor preparación para opinar y decidir lo que más conviene en el momento de estar en la sala de la asamblea general.

¿Qué más información quisiera el Senador Cardemil que se haga disponible? Su consejo de planteamientos escritos es lo que todos venimos haciendo hace dos meses. Aunque desgraciadamente nunca falta gente descortés, creo que la gran mayoría de las personas que han participado en estos intercambios lo han hecho con respeto y buenas intenciones. Seguramente algo de lo que yo opino aquí no le caerá bien a alguien, pero si deseo reiterar que eso no es la intención de mis palabras. Expreso lo que pienso y siento, pero intento dar mis argumentos tranquilamente y bien ilustrados. 

En fin, creo que este tema está requetecontra dialogado. Los puntos que nos hace este artículo son los mismos que venimos escuchando hace mucho tiempo con distinta firma al final. Como todos, merecen nuestro respeto, pero ya no salen razonamientos nuevos y es hora de decidir si queremos ser Monumento Natural Nacional llamado Caballo Chileno de Pura Raza o si queremos incorporarnos a una raza ajena llamada Criollo y dar por olvidado la identidad y pureza que ha representado nuestro país con tanta honra a través de los años. Espero que una vez por todas en este consultivo este tema que siempre se consideró la materia prioritaria para el año 2011 se defina para que de aquí en adelante todos podamos seguir remando para el mismo lado mientras llevamos nuestro caballo nacional a nuevas cumbres dentro del  mundo equino.

 

Randall Ray Arms, PAS
30 de Junio, 2011

-- --------------------------------------------------------------------------------------------------


Opinión del Senador Alberto Cardemil Herrera, 2011-06-30
Del Criadero Santa Elba.

 

Por Alberto Cardemil Herrera
Criadero Santa Elba


CONSIDERACIONES SOBRE EL NOMBRE DE LA ASOCIACION, APERTURA INFORMADA DE LOS REGISTROS GENEALOGICOS Y SUGERENCIA PARA RESOLVER DICHOS TEMAS

1.-  Propósito y sumario. Me mueve a escribir estas líneas un cariño permanente por nuestro caballo, mi interés por los hechos de la historia de Chile, un nacionalismo de ley, y el recuerdo de mi padre, con quien conversé muchas veces este asunto.

Estoy convencido que todos los argumentos lógicos, históricos, éticos, y prácticos de fomento y comercio, están a favor del complemento del nombre de la Asociación y de la apertura informada de sus registros. Y los doy sin descalificar ni aconsejar a nadie con argumentos agresivos.

Concluyo con una sugerencia o petición para resolver con acierto estos delicados, sensibles y complejos temas.

2.-  Significado y origen de la palabra "criollo". Según en diccionario la palabra "criollo" se aplica a lo que es característico de la cultura y tradición de un país hispanoamericano. Por tanto se llama "criolla" toda costumbre o cosa propia de los países hispanoamericanos.

En el cono sur, incluyendo Río Grande del sur el término comenzó aplicándose a los europeos nacidos en el continente americano y a sus descendientes "criados" aquí. Por evolución acabó designando a todo lo vernáculo, lo distintivamente nacional y propio del país.

Los viejos y admirables fundadores de nuestra raza caballar (Don Raimundo Valdés, Don Federico Errázuriz y los criadores de 1880 y Don Miguel Letelier, Don Francisco Antonio Encina, Don Diego Vial, Don Alberto Correa y Don Benjamín García Huidobro, y los criadores de 1910), fueron precisamente "criollistas", que en alas del orgullo patriótico despertado por la Guerra del Pacífico y el Centenario de la Independencia, se abocaron al rescate del caballo propio del país, que después de su auge en las primeras décadas del siglo XIX, estaba al borde de la extinción por el abandono y el mestizaje.

3.-  Sinónimos del concepto "caballo chileno". En los documentos oficiales de la SNA, del período 1880-1915, Institución a la que se debe el Registro Genealógico, el concepto caballo, caballar o animal de silla chileno, esta entendido como sinónimo de las siguientes expresiones oficiales: "nuestro caballo"; "raza indígena"; "de pura sangre del país"; "de raza del país"; "del país"; "de raza chilena"; "netamente chileno"; "de pura raza del país"; "de pura raza chilena"; "chilenos llamados criollos"; "producto criollo"; "nacional" y "nativo del país". (El Caballo Chileno. Uldaricio Prado. Imprenta Esmeralda. Páginas 381 a 603).

4.-  Palabra de los maestros. Don Uldaricio Prado (ob.cit. pág. 416), "con este acuerdo de la SNA de 23 de Junio de 1890, se condenaba nuevamente al caballo chileno al olvido y abandono, porque negaba al caballo criollo en su conjunto el que pudiera merecer el nombre de raza del país". El mismo Don Uldaricio Prado (ob.cit. pág. 421). "Como se vé los exponentes interesados en luchar en buena lid con productos criollos, no encontraban facilidad en sus justas peticiones". El mismo Don Uldaricio Prado (ob.cit. pág. 495). "A este respecto no tenemos más que transcribir algunos razonamientos aducidos sobre este asunto por el profesor argentino Don Desiderio Davel, con el título "El Caballo Criollo", trabajo que desde el principio hasta el fin parece especialmente escrito también para nosotros".

Don Francisco Antonio Encina, ("Las Diversas Familias Caballares que han Concurrido a la Formación del Caballo Chileno Moderno". Pág. 54). "Don Diego Vial Guzmán se propuso dar distinción a la primitiva raza criolla que solo la tenía accidentalmente en uno que otro ejemplar seleccionado como Bayo León y Angamos, afinando la cabeza, el cuello y la piel". El mismo Francisco Antonio Encina (ob.cit. pág. 66). "Africano ha sido tildado mestizo, por el mero hecho de haber nacido en un momento en que la antigua raza criolla de El Principal, relegada a segundo término por el entusiasmo que despertó el caballo de tiro ligero, estaba en completo abandono". El mismo Don Francisco Antonio Encina (ob.cit. pág.92). "El Caldeado fue el más célebre de las cabezas de familia de las estirpes cuevazas y el reproductor de la raza criolla que alcanzará mayor reputación en los tiempos de auge de la raza caballar chilena".

Don Miguel Letelier, (Cien Años de Crianza y Cuidado del Caballo Chileno. Revista de la Asociación de Criadores de Caballares. 1954. pág. 47). "Los primeros tres lustros de éste siglo fueron para la raza criolla chilena, la época de éste (siglo XX) la época de su renovación y afianzamiento". El mismo Don Miguel Letelier. Primer Tomo del Stud Book de la Raza Chilena. La Ilustración. 1937. Pág 11. "Es también (la labor de formación y desarrollo del registro) la primera ejecutada en Sudamérica, repetida años después, con las mismas finalidades y por las mismas causas para el caballo criollo argentino".

Don Alberto Araya Gómez, (El Caballo Chileno en el Siglo XX. Amenazar 1989. Páginas 6, 9, 179, 15). "El caballo chileno criollo, impropiamente llamado raza chilena, científicamente y zootécnicamente puede calificarse como una variedad de la variedad andaluza de la raza africana? (para Letelier de la raza asiática y para Prado, una variedad del caballo español de la conquista".

Don Eduardo Porte, (Cría, Doma y Arreglo del Caballo a la Chilena. Ed. Universitaria. 1989. Pág.11). "Es reconocida tanto nacional como internacionalmente, la habilidad de los chilenos para adiestrar caballos a la usanza criolla".

5.-  Primera conclusión. Desde el punto de vista etimológico, así como de uso, origen y significado lógico de las palabras, como desde el punto de vista histórico y del análisis riguroso de los conceptos en la letra y el espíritu por los viejos fundadores y maestros de la formación de nuestro caballo, chileno y criollo significan exactamente lo mismo. A lo más y sin variar esa afirmación puede decirse que lo criollo más general y lo chileno más específico, y por ende siempre lo chileno participa de lo criollo.

En consecuencia puede el nombre de nuestra Asociación se enriquecerá, sin desnaturalizarse ni degenerarse si se le incorpora la expresión criollo. A mi juicio el mejor y más completo nombre es Asociación de Criadores de Caballos Criollos Chilenos.

6.-  El Registro Chileno y los registros de los países de la FICC. Contra soberbia, humildad. Estamos orgullosos y con razón de que nuestro país fue el primero en América que abrió, en 1893, su registro reglamentado de reproductores de raza chilena o del país. De ella deriva la consideración actual de nuestro caballo como un auténtico patrimonio nacional, que no podemos dilapidar y el que estamos obligados a mejorar.

Pero el orgullo de buena ley requiere siempre una dosis de humildad para entender que los chilenos no vivimos solos en el mundo, que los problemas con el mestizaje y el abandono de los caballos nacionales sudamericanos fueron comunes y que los criollistas del cono sur han reaccionado en la misma dirección nuestra haciendo las cosas bien y no pocas mejor.

Don Miguel Letelier y Don Alberto Araya nos cuentan de las serias dificultades que enfrentaron los criollistas chileneros después de 1893. Al año 1990 había solo 200 inscritos en el registro, porque cada hacienda de Aconcagua, Santiago, Caupolicán, Colchagua, Maule o Bío Bío, creía tener mejores sangres y más prolijos registros.

Es más en 1894 se abrió un registro paralelo de caballos de tiro, que incluía chilenos. Para mayor complicación entre 1890 y 1915 la fiebre del mestizaje con razas extranjeras de tiro liviano y pesado se desata con fuerza aniquiladora. Basta leer el trabajo de Don Francisco Antonio Encina para ponerse bastante colorado sobre las sospechas de mestizaje que recaían sobre caballos históricos o las yeguas que se les presentaron.

Entonces, la regularización de nuestros definitiva de nuestros registros se inicia recién en 1911 (Sección de Fomento de la SNA), y la elaboración de un solo registro en 1912. El registro que podemos considerar moderno, se cierra solamente en 1935, se publica en 1937 y su inspección se establece en 1938. Coetáneamente o poco antes o después de los del resto del cono sur.

Como lo dicen expresamente nuestros fundadores, los aficionados de los países del cono sur americano fueron cruzados de la misma causa, y siempre mantuvieron una relación estrecha. Por favor pensemos que la asociación chilena de criadores es de 1948, muchos años después de la argentina de 1923, de la brasileña de 1932 y de la uruguaya de 1941. Ya en año 1920, antes de que existiera asociación, Don Juan de Dios Rodríguez Correa fue jurado único en Palermo, en 1938 lo fue Don José Bessa. Después lo han sido y hasta ayer en Buenos Aires, Montevideo y Porto Alegre, Ernesto Cuevas, José Tagle, Alberto Araya, Alberto Montt, Eduardo Porte, recibiendo también la visita de maestros sudamericanos.

La integración a la FICC, no es reciente, data de 1943. Todos los acuerdos y resoluciones de la FICC, se han publicado en la revista oficial de nuestra Asociación y Federación, incluido el Standard de la Raza Criolla de 1950, (que acepta las variaciones nacionales que indica).

Nadie puede negar que a partir de estas experiencias en los países congéneres, especialmente en Rio Grande Do Sul, ha habido esfuerzos notables y efectivos de mejora del caballo criollo y en este esfuerzo hemos andado codo con codo.

7.-  Segunda conclusión. La pertenencia chilena a la FICC es de larga data histórica, es pública, ininterrumpida, notoria y aceptada; y sus acuerdos obligan, claramente, desde un punto de vista ético, de equidad y de justicia y de caballerosidad, a todos los Presidentes y Directores desde la creación de la Asociación de Criadores, y su sucesora la Federación de Asociaciones, sin excepción, porque los acuerdos se adoptan para cumplirlos, y los chilenos, a fuer de huasos y criadores, debemos tener a honor cumplirlos.

8.-  Las cuestiones comerciales y de fomento involucradas en la apertura de los registros chilenos a los países de la FICC. La exportación de caballos chilenos al resto del continente, rubro no tradicional en la actividad agropecuaria, a partir de 1972, tiene sus orígenes en 1938, 1859 y 1968, con exportaciones a Argentina y en 1963 a Brasil.

Todos somos testigos como del auge exportador posterior y de los años recientes, de los altos precios pagados por nuestros mejores potros y yeguas, y del hecho indudable que la totalidad de esos productos exportados han ingresado a los registros de criollos brasileños, argentinos y uruguayos.

Es indudable que desde el punto de vista del fomento equino nuestros potros y yeguas son considerados en el exterior como "raceadores" y nosotros nos hemos beneficiado de pureza de raza que rescataron, preservaron y proyectaron los viejos, usándolo para mejorar nuestras crianzas teniendo en cuenta lo que el mercado nos pide y se puede vender mejor. Hay un viejo refrán español aplicable al caso "si quieres saber cuanto valen tus potros, véndelos y te compras otros".

Pienso que el nacionalismo auténtico y válido es exactamente ese, aprovechar el patrimonio nacional para mejorarlo, usar las ventajas comparativas que el país tiene para hacerlo mas fuerte, expandir con orgullo lo nacional hacia el exterior, evitar el quedarse mirando pasivamente la herencia. En definitiva aplicar la parábola de los talentos y multiplicar el capital que la historia nos legó.

Lo anterior se cumple abriendo los registros con constancia clara y rigurosa como ahora es técnicamente posible, del "pedigree" exacto del caballo de que se trata. Si los productos se inscriben con una constancia evidente de su procedencia y genealogía (puede ser una "banderita", con el color nacional) nadie puede llamarse a engaño. Si a mi no me gusta la sangre brasileña o argentina o uruguaya o determinada familia de esos países, no la mezclaré con la de mis caballos. Si alguien la mezcla, y gana en el rodeo o en los juegos ecuestres, trataré de mejorar mis caballos para que estos compitan con más éxito.

Afirmar un espíritu "lugareño", similar al que los viejos fundadores denunciaban cuando trataban de organizar un registro único, es ir contra el impulso mundial y nos dejará sumido en algo parecido al ridículo, como en el que quedaron los criaderos ?localistas? de 1893. La producción de caballos puros chilenos tiene un mercado, como en todo, mínimo. Tenemos que producir caballos sin desnaturalizarlos, para mercados más amplios, y tenemos en ello una enorme ventaja comparativa, "raceadora" que hay que aprovechar.

9.-  Tercera conclusión. Hay que abrir los registros a los países de la FICC en forma reglamentada, con una "constancia" fidedigna de su lugar de origen, genealogía larga y pedrigree. Ello permitirá que cada criador tome decisiones racionales, conscientes y meditadas, además de ayudar al fomento de la raza chilena, por la vía de su aprovechamiento como "raceadora" sudamericana y la sana competencia deportiva.

10.-  Sugerencia y petición. He tenido una vida política larga y he aprendido que en materias complejas, sensibles y trascendentes como las que nos ocupa, no es bueno resolver al calor de las pasiones y las campañas de opinión, que hacen muy fáciles los "slogans".

Me permito sugerirles y pedirles con toda humildad que en esta materia se obre con toda la información disponible, con un debate tranquilo e ilustrado, sobre la base de planteamientos por escritos que son más argumentados y serenos.

Por lo anterior pienso que sería conveniente postergar la decisión sobre el nombre y apertura de los registros para más adelante, dando un tiempo para las presentaciones de documentos en pro y en contra.

Estoy seguro que Don Ramón Cardemil habría estado en esta línea y con argumentos parecidos.


ALBERTO CARDEMIL HERRERA
Criadero Santa Elba

Curicó, 29 de Junio de 2011.-

 

 

El Tiempo para:

49°
°F°C
Cloudy
Wed
Cloudy
46 | 52
7 | 11
Thu
Showers
48 | 51
8 | 10

Publicidad

 

logo_mde_200x180


PUBLICITE-CON-NOSOTROS3



BORREGAS SUFFOLK

1_200x151

CASA  MEDITERRANEA

mdeltda_200x148

gran_venta_fiestas_patrias_2_200x150

gran_oferta_mes_de_septiembre_200x150

OFICINA MODULAR - 36M2
gran_oferta_mes_de_septiembre_200x150

VENTA MAQUINARIA USADA

venta_maquinaria_mde_1_200x150


No más lucro Isapres

================
juez


MEDIALUNAS DE MADERERA DEL ESTE

Medialuna Altos de Fátima - Ancud
MEDIALUNA ALTOS DE FATIMA - ANCUD_201x140

Medialuna Predio en Coyhaique

13_200x150

Medialuna en Puerto Río Tranquilo, Aysén
12_200x150


QUINCHOS DE MADERERA DEL ESTE

Quincho-Bar Medialuna Lanco
quincho_mde_201x150


EL QUEBRADO - UNO QUE SUSTENTÓ LA RAZA
1_194x150


Criaderos El Cisne y El Retazo - 2005

2_200x144
Ataja Juan Easton en Centenario, arrea Marcelo Poblete en Distinguido



Videos...


Medialuna de Puerto Montt, también de Maderera del Este - (9-94514976)

 

Videos para el recuerdo:
La potente victoria de Pozo y Meza en el Champion de Chile 2016

pozo_y_meza


 Videos para el recuerdo: La emotividad que dejaron los Clasificatorios 2016

foto_0000000120160323221857

Movimiento a la Rienda - Josefina Easton - Clasificatorio Valdivia 2015




Movimiento a la Rienda, Rodeo de Pitrufquén, Josefina Easton, Oct.2014



Gran Final del Movimiento a la Rienda Femenina en Rancagua 2015



Gran Final del Movimiento a la Rienda Masculina en Rancagua 2015



Gran Final del Movimiento a la Rienda Femenina en Rancagua 2014




Gran Final del Movimiento a la Rienda Masculina en Rancagua 2014

Curso de Jango Salgado



Cuadro Negro del Ejército de Chile



Rodeo de los Campeones de Chile



Mirtha Iturra - Cantos de Chile









Guido Pereda Bórquez - Pto.Aysén

Oscar Mario Figueroa Arend - Cochrane

 

Audios...

 

Ofelia Gana compuso esta hermosa tonada para mi familia y nuestro Criadero “El Retazo“ de nombre: “Juan Easton, Huaso hasta el fin”


Imágenes...

foto_0000000420170207175116_201x113

oto_0000000620160313145901_200x112
lautaro_9_200x290
26_200x268
281120091638Portada_sabado240_200x332
Barrilete 2_200x267
Izar_el_p.._200x300
Pitrufquen_4_200x149
gen-eulalia
39-ss
gen-reglamento
gen-rotociento
Lautaro 5_200x150
Lautaro 11_200x150
Lautaro 4_200x150
Lautaro 7_200x159
Rio Bueno 9_200x162
DSC_0188_800x536_200x134
Lumaco 4_200x133
Lautaro 1_200x150
Lumaco 1_200x217
Lautaro 6_200x149
Pitrufquen 8_200x147
Pitrufquen 10_200x150
4. suegro 2003 huaso_200x284
Lumaco 2_200x157
Ulloa_200x165
Rio Bueno 5_200x150
Rio Bueno 7_200x150
151_200x133
200px-Riendas
DSC_0164_800x536_200x134
DSCN0538_640x480_200x150
ganadora movimiento a la rienda
DSC_0132_800x536_200x134
DSC_0176_800x536_200x134
DSCN1671_200x150
DSCN1692_200x150
DSCN1703_200x150
DSCN1735_200x150
DSCN1738_200x150
DSCN1743_200x267
DSCN1805_200x150
DSCN1819_200x150
DSCN1823_200x150
02-ss
12-ss
parida
foto-fondo_200x149


....................................

Citas Notables...

Mi conciencia tiene para mi más peso que la opinión de todo el mundo.

Marco Tulio Cicerón


Los Alemanes han pedido perdón, la Iglesia ha pedido perdón, el Pdte. Piñera ha pedido perdón,... la FEROCHI jamás lo ha hecho.

GDP


"El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota.

La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado."

(Año 55 A.C.)


Marco Tulio Cicerón
....................................

Señor...

...Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.

Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la moneda, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.

Mas bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede el triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza..

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor... Si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mi!


Mahatma Gandhi

....................................



Soñé...

Osmán Pérez Freire, el poeta, inspirado y tocado de seguro por Dios, escribe el extraordinario "AYAYAY".

Soñé
que la nieve ardía, ayayay; soñé que el fuego se helaba; y por soñar imposibles,... soñé que tú me querías,... y por soñar imposibles ayayay, soñé que tú me querías.

Yo también soñé; soñé que el Rodeo era un deporte de amigos, soñé que seguía siendo el más grande jamás inventado, soñé que los dirigentes eran camaradas y que trabajaban sólo por amor al deporte, soñé que cuando hacía una buena atajada, me la pagaban, y cuando la hacía otro cualquiera también se le otorgaba, soñé con medialunas llenas de público gozoso, soñé aplaudiendo a los campeones sin envidia ni amargura, soñé viendo a mis hijos de a caballo, orgullosos de ser chilenos y huasos, soñé tantas cosas lindas que elegí seguir soñando. Soñé que podía opinar libremente, soñé que no necesitaba gritar desgarradamente para que escuchasen las autoridades, soñé que el Rodeo era justo y así quisiera que fuese. Es tan grato soñar de esta forma que da miedo despertar, y una vez despierto las cosas hay que aterrizar. Ahora no quiero dormirme porque no estoy seguro de volver a esos sueños, tal vez tendré pesadillas, que me harán mucho mal.

Ojalá, queridos lectores, cuando se duerman sean bendecidos con un gran sueño corralero.

....................................

Galería - Inicio

ver todas