El Caballo Criollo Chileno
Domingo, 16 de Mayo de 2010 01:00


El Caballo Criollo Chileno

Por Randall Ray Arms L., PAS


estribillo
Estribillo es uno de los mejores sementales en la historia del Criollo Chileno.

huaso2
Huaso durante una presentación


rodeo
El Rodeo, deporte nacional de Chile

Realmente es irónico que una raza como el caballo Criollo Chileno sea virtualmente desconocida fuera de la parte meridional de Sudamérica. La realidad es que es la raza Criolla de registro más antiguo, equivale a la raza caballar de registro más antiguo de Sudamérica. Además es la raza de vaquería de registro más antiguo en toda la América, y es la raza con el tercer registro más antiguo en todo el Hemisferio Occidental. Esta "antigüedad" viene por el hecho que el registro del caballo Criollo Chileno oficialmente se inauguró en 1893, cuando la formalización de las razas todavía era un concepto nuevo en América.


Un poco de historia

A pesar de toda la fama que le ha traído un temprano registro del Criollo Chileno, la procedencia de este caballo empieza mucho antes. Desde que el primer criador caballar, padre Rodrigo González Marmolejo, empezó a criar caballos en lo que se conocía como Nueva Toledo en 1544, el enfoque ha sido en calidad. A medida que la cantidad de caballos aumentó, el cabildo estableció decretos que requirieron su aprobación para asegurar cruces superiores. Las demandas que no hizo el gobierno, se impusieron en forma práctica por las exigencias de la guerra. Desde el inicio de la conquista de Chile, los colonos tuvieron que enfrentar a un pueblo Mapuche muy agresivo que enérgicamente defendió sus tierras por más de 350 años. A diferencia de otras colonias que tuvieron guerras contra indios menos intensas en regiones muy distantes de sus área pobladas, la lucha de Chile siempre fue más tangible debido a que los combates se realizaban a unos 500 Kilómetros de su capital.

Para mediados del siglo XVI los Mapuches ya eran jinetes diestros con un número creciente de caballos que entrenaban en una forma innovadora para ser eficientes implementos de guerra. Un oponente tan respetado impuso a los soldados de la corona Española la necesidad de tener caballos de calidad. Con gran sabiduría los gobernadores designados para Chile fueron de gran experiencia militar y muchos de ellos eran internacionalmente reconocidos jinetes. Estos líderes continuamente motivaron a los criadores chilenos a alcanzar metas más altas patrocinándolos con escenarios públicos de paradas para caballos de alta escuela, rejoneos de toros y juegos ecuestres de guerra.

Los orígenes del Criollo Chileno

A diferencia de otras razas Criollas, toda la genealogía del Criollo Chileno se origina en el Virreinato de Nueva Castilla (Perú). La mayoría de los caballos provenían de los valles de Charcas (ahora Bolivia), pero algunos de los potros mas finos escogidos para la remonta del segundo gobernador de Chile, García Hurtado Mendoza, se seleccionaron a través del Virreinato. La difícil trayectoria desde Perú hasta los valles centrales de Chile no solamente implicaba atravesar las montañas de los Andes, pero a su vez cruzar el desierto más seco del mundo. Estos viajes fueron un cernidor brutal que solo permitió la entrada de caballos impecablemente sanos, con excelentes cascos y de temperamento enérgico pero a su vez dócil.

Hacia el siglo XVII Chile tenia un tipo muy definido de caballos de lujo, de paso y de trote. Chile empezó a tener la reputación de criar los mejores caballos de Sudamérica y ejemplares se exportaron de vuelta a la cabecera del Virreinato, a través del continente y hasta las cortes reales del Viejo Mundo.


La habilidad vaquera

Durante este siglo, el país se dividió en treinta grandes encomiendas donde la ganadería era la función principal. El caballo Chileno se ha relacionado con la ganadería a campo abierto desde sus primeros días, pero en las inmensas encomiendas su sentido vaquero tuvo pruebas más exigentes.

Ya para el siglo XVIII los rodeos que se exigieron por un decreto de 1557, sostuvieron dimensiones masivas. Los corrales que recibían los bovinos que arriaban desde las montañas adyacentes necesitaban una capacidad de por lo menos 7,000 cabezas. Catalogando el ganado según los dueños, el uso asignado y los requisitos de castración y marcas de hierro, requería que los bovinos se arriaran y empujaran por los callejones que los conducían a los corrales de clasificación. De allí nacieron las aptitudes que hoy día vemos en las "medialunas" (encierro de competencia) del Rodeo Chileno moderno. Los caballos Chilenos se seleccionaron para una predisposición a movimientos laterales, valentía para confrontar y atajar ganado indócil y un temperamento que permitía fácil entrenamiento mientras conservaba las energías requeridas para un arduo y largo día de trabajo.

A través de las crecientes hectáreas de trigo durante esta época, surgieron grupos selectos de 50-100 yeguas que se usaban para la trilla. Estas yeguas llevaron a cabo una labor exigente que requería de seguridad de pisada y una energía exuberante. Cualquier animal que se tropezaba y resbalaba cayendo de rodillas se enviaba directamente a faenar. Dentro de los confines de un círculo lleno de trigo que le llegaba hasta las rodillas, se esperaba que estas yeguas se movieran por voluntad propia. Estas eran las madres de algunos de los mejores "corraleros" (caballos para el Rodeo Chileno) de la época. A fines de los 1700s habían criaderos como Principal, Catemu, Quilimuta y Alhué que mantenían registros ordenados de la genealogía de los caballos que criaban.

Durante el siglo XIX la independencia trajo una clara preferencia por el caballo vaquero y/o caballo de guerra. Este "plebeyo" equino que siempre dominó los inventarios ecuestres del país, ahora se tornaba en la variedad caballar que representaría la nueva Republica de Chile. En este período Chile tuvo algunos de sus criadores de más influencia en la formación de la raza. Estos definieron mas detalladamente las características del Criollo Chileno. También fueron los responsables de introducir el factor velocidad ya que a través de la nación eran populares las carreras cotejeras de corta distancia. Hasta el día de hoy los "huasos" (vaqueros chilenos) valoran a sus caballos más por velocidad que por resistencia. Aunque el registro se estableció con el fin de proteger un "tesoro nacional" de los peligros del cruzamiento, el caballo Chileno ya tenía mas de un siglo reproduciendo a través de líneas específicas.


El rodeo chileno define la raza

Para los fines del siglo XIX hubo una disminución en el tamaño de las propiedades agrícolas; la introducción de máquinas trilladoras dejaron obsoletas a las yeguas que servían para este propósito; la aparición de ferrocarriles y automóviles sustituyó al caballo como un medio de transporte; y la introducción de razas equinas especializadas en funciones de tiro, carruaje o carreras, disminuyeron la importancia del caballo del país. La salvación del Criollo Chileno fue la creciente popularidad del rodeo Chileno. Desde el comienzo del siglo XX el deporte del rodeo ha ido creciendo de manera más organizada. Mientras tanto las aptitudes requeridas para sobresalir en este deporte se implantaron en forma creciente en la genética del Criollo Chileno. Nada ha asegurado la pureza de esta raza más que su especialización en un deporte para el cuál ha sido exclusivamente seleccionado por más de un siglo. Los cruzamientos con otras razas no han sido tentadores desde que el Criollo Chileno se estableció indudablemente como la mejor raza para el deporte del rodeo chileno.


Una raza pura con características muy especificas

Antes de 1850 el caballo Chileno tenía una genética cerrada debido a la ausencia de razas puras de origen Europeo en un país que creía tener el mejor caballo de Sudamérica. El aislamiento causado por la definición geográfica de sus fronteras también hizo la importación menos probable. Cuando el transporte moderno finalmente hizo las razas extranjeras más accesibles, Chile fue uno de los últimos países de Latinoamérica en sentir su presencia. Aún cuando sucedió, las interminables montañas, colinas y valles distribuidas a través de los 4,300 Km de largo del territorio, aseguraron que la pureza de muchos caballos Chilenos se mantuvieran. Fieles criadores tradicionales que no cedieron a las tentaciones del cruzamiento también contribuyeron de manera importante. El período crítico que popularizó el uso de otras razas se acortó mas aún cuando Chile se convirtió en el primer país en formalizar el registro de su raza nacional. Lo más brillante fue formalizar y popularizar un deporte donde ninguna otra raza lo podía igualar.

Como muchas otras razas Criollas a través de Latinoamérica, el Criollo Chileno es extremadamente rústico. Tiene un metabolismo bajo, es muy sufrido, tiene excelente sistema inmunológico, y una gran capacidad de recuperación. Sus cascos son fuertes y su doble capa de pelo lo hace muy adaptable a climas fríos así como a cálidos y secos. Es difícil que otra raza lo supere en la demostración de energía productiva. Aunque todas las razas de origen Ibérico tienen abundantes moños, crines y colas, ninguno se compara con el volumen y grosor que tipifica un buen espécimen de la raza Criolla Chilena. Todas las razas de origen Ibérico también tienen alguna incidencia de perfiles faciales semi-convexos, pero los criadores de Criollos Chilenos orgullosamente proclaman su preferencia por la cabeza "acarnerada"de carnero.

Lo que más distingue a los Criollos Chilenos es su atletismo nato, su facilidad para el entrenamiento, su valentía, y su instinto vaquero que ha sido producto de 460 años de selección. A diferencia de la mayoría de las razas criollas de América, el Criollo Chileno nunca se ha alejado de la influencia del hombre. Mientras que los "baguales" de la pampa, o los "cimarrones" de los llanos, o los "mustangs" del lejano oeste Norteamericano evolucionaban con una selección natural, el Criollo Chileno se estaba seleccionando para propósitos específicos en los terrenos montañosos de Chile. Además de sus grandes cualidades de "corralero" no hay una raza de más segura pisada para el viajero de montañas. A pesar de su baja estatura ha demostrado que puede llevar cualquier jinete adulto por los gradientes más exigentes.
Alto


La realidad actual del Criollo Chileno

Hasta el año 2000-2010, ésta, la raza vaquera más antigua en América, solamente se conocía como el "Caballo Chileno". Hoy día se ha unido con la raza Criolla de países vecinos que comparten una gran similitud cultural y genética. Aunque el nombre se cambió a "Criollo Chileno" en un esfuerzo para reforzar los números y la calidad de la organización de los Criollos de las Américas, es importante destacar que su historia, su antigüedad y sus aptitudes difieren significativamente con sus primos del otro lado de los Andes.


Léxico del Criollo chileno


huaso
 

Huaso: palabra de origen probablemente andaluz, utilizado para describir al "cow-boy" chileno. Tradicionalmente el huaso era palafrenero, criador, digno de confianza, que le gusta hacer todo a caballo. Contrariamente a muchos nómades comparables en otras partes del mundo, el huaso se identifica con la estancia y con la región que lo emplea. Hoy en día, el término huaso define mas precisamente a quienes se dedican al rodeo chileno. Desde el comienzo del siglo XX la vestimenta del huaso se ha ido estandarizando. Los huasos llevan un sombrero de estilo Cordobes de ala ancha, un poncho de color, cuadrado y reversible, el chamanto, sobre una saco andaluz desabotonado sobre una camisa completamente abotonada. Lleva un cinturón ancho y rojo en la cintura sobre un pantalón de tela rayada cubierto por polainas de cuero negro y zapatos puntiagudos del mismo color. Estos llevan una espuela sobre un soporte de cuero, la talonera, una rueda grande de 9 a 11 cm (3.5" a 4.3") de diámetro con 36 o hasta 40 puntas que suenan cuando va caminando o cuando monta. El huaso tiene la apariencia más prolija e imponente de todos los jinetes americanos.

Caballo Chileno: raza de caballo criado en Chile, originario de los caballos llegados desde el Virreinato de Castilla (Perú). El Caballo chileno paso por 350 años de selección como caballo de guerra, caballo de cría y de desplazamiento en terreno montañoso antes de ser registrado de manera formal en el año 1893. Posteriormente durante un siglo, el principal criterio de selección ha sido la capacidad para trabajar con la hacienda lo que le ha permitido destacarse en el Rodeo chileno.

Criollo Chileno: nuevo nombre otorgado a la raza nacional de Chile conocida anteriormente como "Caballo Chileno". El cambio de nombre se realizó durante el año 2000-2010 para permitirle a la raza reintegrarse a la FICC.

Corralero: designa a todo caballo utilizado para el rodeo chileno. Este deporte tiene por origen la selección de la hacienda durante los grandes reagrupamientos en la montaña. Esto sucedía dentro de los corrales, de ahí el nombre "corraleros". Dentro del circuito más prestigioso de Chile sólo los Criollos chilenos pueden registrarse para participar del rodeo, pero para el trabajo cualquier caballo es aceptado.

Encomienda: Royal Spanish Land Grant, a través de la cual los destinatarios debían explotar una enorme extensión de tierra definida ( generalmente para la cría de hacienda, la agricultura y la explotación minera) con mano de obra seleccionada dentro de un grupo designado de Amerindios que debían ser protegidos por la encomienda, y a quienes debían asegurarles el bienestar y la instrucción de la doctrina de la iglesia católica.

FICCC (Federación Interamericana de Criadores Caballos Criollos): Asociación internacional de criadores de caballos Criollo de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay que consta de un registro único. Esta organización se inició con reuniones que tuvieron lugar en el año 1942 y en 1950 donde fue propuesta la idea de un estándar de raza y de un registro únicos. Los distintos eventos, exposiciones, demostraciones de perfomance y las ventas tuvieron lugar en cada país por turno.

Medialuna: corral circular de 44 m (143 pies) de diámetro con acceso cercado en forma de ojo (denominado "apiñadero") donde el joven buey es colocado al comienzo de la competición. El resto del corral por donde el buey está suelto tiene forma de medialuna. En este lugar es donde se desarrolla el Rodeo chileno con bueyes jóvenes.

Mustangs, Baguales o Cimarrones: todos estos términos describen a caballos domésticos (caballos Equus) vueltos al estado salvaje, sobreviviendo y reproduciéndose instintivamente como caballos salvajes, sin la influencia de la mano del hombre.


Aporte de:


Gerardo Bredfeldt Wagner
www.dataservice.cl

 

El Tiempo para:

44°
°F°C
Partly Cloudy
Wed
Rain
42 | 54
5 | 12
Thu
Partly Cloudy
36 | 57
2 | 13

Publicidad

 

logo_mde_200x180


PUBLICITE-CON-NOSOTROS3



BORREGAS SUFFOLK

1_200x151

CASA  MEDITERRANEA

mdeltda_200x148

gran_venta_fiestas_patrias_2_200x150

gran_oferta_mes_de_septiembre_200x150

OFICINA MODULAR - 36M2
gran_oferta_mes_de_septiembre_200x150

VENTA MAQUINARIA USADA

venta_maquinaria_mde_1_200x150


No más lucro Isapres

================
juez


MEDIALUNAS DE MADERERA DEL ESTE

Medialuna Altos de Fátima - Ancud
MEDIALUNA ALTOS DE FATIMA - ANCUD_201x140

Medialuna Predio en Coyhaique

13_200x150

Medialuna en Puerto Río Tranquilo, Aysén
12_200x150


QUINCHOS DE MADERERA DEL ESTE

Quincho-Bar Medialuna Lanco
quincho_mde_201x150


EL QUEBRADO - UNO QUE SUSTENTÓ LA RAZA
1_194x150


Criaderos El Cisne y El Retazo - 2005

2_200x144
Ataja Juan Easton en Centenario, arrea Marcelo Poblete en Distinguido



Videos...


Medialuna de Puerto Montt, también de Maderera del Este - (9-94514976)

 

Videos para el recuerdo:
La potente victoria de Pozo y Meza en el Champion de Chile 2016

pozo_y_meza


 Videos para el recuerdo: La emotividad que dejaron los Clasificatorios 2016

foto_0000000120160323221857

Movimiento a la Rienda - Josefina Easton - Clasificatorio Valdivia 2015




Movimiento a la Rienda, Rodeo de Pitrufquén, Josefina Easton, Oct.2014



Gran Final del Movimiento a la Rienda Femenina en Rancagua 2015



Gran Final del Movimiento a la Rienda Masculina en Rancagua 2015



Gran Final del Movimiento a la Rienda Femenina en Rancagua 2014




Gran Final del Movimiento a la Rienda Masculina en Rancagua 2014

Curso de Jango Salgado



Cuadro Negro del Ejército de Chile



Rodeo de los Campeones de Chile



Mirtha Iturra - Cantos de Chile









Guido Pereda Bórquez - Pto.Aysén

Oscar Mario Figueroa Arend - Cochrane

 

Audios...

 

Ofelia Gana compuso esta hermosa tonada para mi familia y nuestro Criadero “El Retazo“ de nombre: “Juan Easton, Huaso hasta el fin”


Imágenes...

foto_0000000420170207175116_201x113

oto_0000000620160313145901_200x112
lautaro_9_200x290
26_200x268
281120091638Portada_sabado240_200x332
Barrilete 2_200x267
Izar_el_p.._200x300
Pitrufquen_4_200x149
gen-eulalia
39-ss
gen-reglamento
gen-rotociento
Lautaro 5_200x150
Lautaro 11_200x150
Lautaro 4_200x150
Lautaro 7_200x159
Rio Bueno 9_200x162
DSC_0188_800x536_200x134
Lumaco 4_200x133
Lautaro 1_200x150
Lumaco 1_200x217
Lautaro 6_200x149
Pitrufquen 8_200x147
Pitrufquen 10_200x150
4. suegro 2003 huaso_200x284
Lumaco 2_200x157
Ulloa_200x165
Rio Bueno 5_200x150
Rio Bueno 7_200x150
151_200x133
200px-Riendas
DSC_0164_800x536_200x134
DSCN0538_640x480_200x150
ganadora movimiento a la rienda
DSC_0132_800x536_200x134
DSC_0176_800x536_200x134
DSCN1671_200x150
DSCN1692_200x150
DSCN1703_200x150
DSCN1735_200x150
DSCN1738_200x150
DSCN1743_200x267
DSCN1805_200x150
DSCN1819_200x150
DSCN1823_200x150
02-ss
12-ss
parida
foto-fondo_200x149


....................................

Citas Notables...

Mi conciencia tiene para mi más peso que la opinión de todo el mundo.

Marco Tulio Cicerón


Los Alemanes han pedido perdón, la Iglesia ha pedido perdón, el Pdte. Piñera ha pedido perdón,... la FEROCHI jamás lo ha hecho.

GDP


"El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y controlada, y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota.

La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado."

(Año 55 A.C.)


Marco Tulio Cicerón
....................................

Señor...

...Ayúdame a decir la verdad delante de los fuertes y a no decir mentiras para ganarme el aplauso de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.

Si me das humildad, no me quites la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra cara de la moneda, no me dejes inculpar de traición a los demás por no pensar igual que yo.

Enséñame a querer a la gente como a mi mismo y a no juzgarme como a los demás. No me dejes caer en el orgullo si triunfo, ni en la desesperación si fracaso.

Mas bien recuérdame que el fracaso es la experiencia que precede el triunfo.

Enséñame que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza..

Si me quitas el éxito, déjame fuerzas para aprender del fracaso. Si yo ofendiera a la gente, dame valor para disculparme y si la gente me ofende, dame valor para perdonar.

¡Señor... Si yo me olvido de ti, nunca te olvides de mi!


Mahatma Gandhi

....................................



Soñé...

Osmán Pérez Freire, el poeta, inspirado y tocado de seguro por Dios, escribe el extraordinario "AYAYAY".

Soñé
que la nieve ardía, ayayay; soñé que el fuego se helaba; y por soñar imposibles,... soñé que tú me querías,... y por soñar imposibles ayayay, soñé que tú me querías.

Yo también soñé; soñé que el Rodeo era un deporte de amigos, soñé que seguía siendo el más grande jamás inventado, soñé que los dirigentes eran camaradas y que trabajaban sólo por amor al deporte, soñé que cuando hacía una buena atajada, me la pagaban, y cuando la hacía otro cualquiera también se le otorgaba, soñé con medialunas llenas de público gozoso, soñé aplaudiendo a los campeones sin envidia ni amargura, soñé viendo a mis hijos de a caballo, orgullosos de ser chilenos y huasos, soñé tantas cosas lindas que elegí seguir soñando. Soñé que podía opinar libremente, soñé que no necesitaba gritar desgarradamente para que escuchasen las autoridades, soñé que el Rodeo era justo y así quisiera que fuese. Es tan grato soñar de esta forma que da miedo despertar, y una vez despierto las cosas hay que aterrizar. Ahora no quiero dormirme porque no estoy seguro de volver a esos sueños, tal vez tendré pesadillas, que me harán mucho mal.

Ojalá, queridos lectores, cuando se duerman sean bendecidos con un gran sueño corralero.

....................................

Galería - Inicio

ver todas