CRIADERO CARIMALLÍN CERRÓ SU PERIPLO POR EL NORTE CON TRIUNFO EN RODEO DE VALLE DE CAMARONES

El Criadero Carimallín sacó provecho de su visita al norte y ayer domingo sumaron su segundo triunfo consecutivo al quedarse con los máximos honores en el Rodeo del Club Valle de Camarones (Asociación Arica y Tarapacá) de la mano de Arturo Ríos y Pedro Juan Espinoza.

Los destacados jinetes se las ingeniaron para quedarse con la victoria gracias a los 10 puntos buenos que terminaron sumando en la Revoltosa y la Amante.

Don Arturo charló con Caballoyrodeo.cl y se mostró feliz de lo hecho y destacó que más allá de lo deportivo, se vivió un gran ambiente.

“Fue un periplo fantástico el hecho allá en el norte porque fuimos a correr dos rodeos y nos pudimos ganar los dos. En la primera oportunidad lo ganamos con los caballos y ahora con las yeguas, la Amante y la Revoltosa, así es que feliz porque las pudimos completar, así que estamos listos para pasar un invierno feliz”, dijo Ríos.

Lo mejor, contó el connotado jinete fue el ambiente. “Los señores anfitriones allá, fueron súper hospitalarios, tienen una medialuna hermosa, uno podría decir que es una quinta llena de olivo, mango, guayaba, y al medio una medialuna muy bien hecha, que en realidad no tiene nada que envidiarle a las del sur, con buena sombra. A eso suma la hospitalidad con don Héctor, don Andrés Bu-Antum y don Karim Wong, y don Luis, el presidente de allá, así es que nos vinimos en realidad que muy satisfechos, muy agradecidos de ellos”, expresó.

“Yo creo que es bonito poder presentarse en distintas partes del país, yo creo que nosotros hemos hecho buenas campañas últimamente y tengo un muy buen equipo, y se lo agradezco a todos ellos y nos gusta recorrer nuestro país, y a ver cómo son los rodeos en otras partes, y en realidad que siempre nos reciben muy bien, y nos tratan muy bien”, añadió.

Con respecto a lo vivido en lo deportivo, Ríos contó que “para ellos es bastante difícil hacer rodeos, son pocas colleras también, en el primer rodeo tuvimos alrededor de 17 colleras, y ahora 12, 11. Los Champions son chiquititos y hay que armar una buena estrategia para poder avanzar. Así lo hicimos, como nosotros, chiquitito y apretadito”, contó entre risas.

“Fuimos novillo a novillo, ahí con mucho control de nuestro caballo y del novillo para poder seguir avanzando y lograr algo. Gracias a Dios se nos dio. Así que felices, felices. Ya estamos con dos colleras completa, así es que estamos bien avanzados, así es que ahora llegando a Santiago los caballos se van para el sur y así volver a su hábitat que allá nacieron, así que ahí volverán”, finalizó.

Segundos campeones fueron André Bu-Antun y Gonzalo Marín en Patrullero y Tormentoso, con 7-1; y terceros terminaron Niko y Angelo Gunaris en Cantinero y Carpincho, con 7-2.

Corrieron el cuarto toro Matías Rodríguez y Jesús Yáñez, en Don Valle y Merlín, con 5; el Criadero Carimallín con Espinoza y Ríos, en Don Choño y Elegante, con 3; y Lucca Vega y Domingo Rodríguez, en Amor Ingrato y Cantinero, con 2.

El Sello de Raza recayó en la campeona del rodeo, la Carimallín Amante, montada por Pedro Juan Espinoza.

Scroll to Top