MARIO MATZNER AGRADECIÓ DESPEDIDA AL MARIACHI: “REGRESAMOS A CASA CON EL CORAZÓN LLENITO”

En potreros del fundo Las Quemas, ubicado al suroriente de la ciudad de Osorno, descansa y se reconecta con su esencia más profunda el potro Corral Sur Mariachi N° 210.449, por Estancado (Espejo y Veranada) y Patroncita (Ganchito Alentao y La Sombra) luego que su criador y jinete decidiera dar término a la dilatada campaña deportiva de este afamado potro que además se despidió tras participar en la gran final del pasado 75° Campeonato Nacional de Rodeo.

Así nos lo contó Mario Matzner, quien tras disputar la final junto a Este Si, montado por Germán Varela, donde corrieron dos toros, y con Mariachi despidiéndose con atajadas grandes a ambos manos, embarcaron a los potros de regreso al sur para amanecer este lunes 8 de abril en los verdosos potreros sureños y en medio de la bruma habitual que adorna cada mañana para comenzar una etapa exclusiva dedicada a la reproducción.

“Nosotros viajamos en el lunes en la mañana de regreso y lo primero que hice cuando llegué a media tarde fue ir a verlo para sacarle las herraduras y largarlo a que coma pastito verde con la satisfacción del deber cumplido”, dijo Mario, recalcando la satisfacción y las intensas emociones que en lo colectivo e individual vivió el pasado fin de semana.

Y si bien al potro han seguido siendo encerrado cada noche, durante el día está suelto en un potrero colindante a las pesebreras. “Incluso, la llegaron algunas pololas por ahí. Había lazos pendientes que cumplir con unos parientes”, agregó.

Respecto a los cuidados y al largo invierno que se avecina, aunque por estos días lo que menos ha hecho en el sur es frío, comentó que “el potro siempre se ha manejado de la manera más rústica posible. Hay que tener presente que él vive como caballo y sin grandes cuidados. Normalmente, todos los inviernos a largo de su vida (17 años) los ha pasado afuera. Creo que eso lo hace ser un poco más fuerte porque nunca ha sido delicado ni nada. Soy un convencido que los caballos están hechos para estar afuera. Tenerlos demasiado cuidados finalmente hace que se pongan más delicados. Yo soy de los que dice que mientras más los cuidadas, más delicado se vuelven. Y al contrario, cuando lo dejas de manera más natural, se desenvuelven mejor. No creas que este año va a ser distinto para él”.

Las emociones rancagüinas

Consultado sobre las emociones experimentadas este fin de semana, Matzner dijo “vivimos cosas muy intensas, bonitas y regresamos a casa con el corazón llenito. Por otra parte, el potro tiene muchos seguidores, entre los que se encuentran no sólo huasos, sino también gente que es muy apasionada de los caballos. Creo que la gente lo identifica mucho por el color y por ahí lo conocen y les gusta. Los más cercanos me llamaban y me proponían hacer algo especial con el potro en Rancagua por su edad”.

“Como jinete, como dueño del caballo siento esa emoción que la gente tiene por el Mariachi. En cada lugar en que me ha tocado estar con él lo he sentido. En Rancagua, no te imaginas la cantidad de gente que se nos acercaba a saludarnos, a pedirnos fotos y otros que lo quieren tocar, acariciar y montar. Por eso te digo que es muy grande la emoción por recibir todo ese tremendo apoyo”.

Y sobre la génesis de esa posibilidad de despedir al potro Mariachi en Rancagua dijo que “la idea la llevé yo pero no sabía cómo hacerlo ni tampoco con quien hablar. Entendía que el programa estaba todo hecho y proponerlo a última hora es aún más difícil. Por ahí lo comenté en una transmisión que se hizo desde el Salón del Criador (en Rancagua) pero una vez que premió tuvo más sentido porque de no haber premiado tal vez hubiese sido más difícil. Finalmente, hablé con don Francisco Infante, le propuse el tema y tuvo la mejor disposición para que la ejecutemos”.

Por todo esto, agrega Marzner, “lo que vivimos en Rancagua fue inolvidable y soy un agradecido porque entiendo también que muchas personas les gustaría hacer lo mismo y por ahí tal vez no tienen la oportunidad de plantearlo pero lo importante es que hubo disposición y eso me deja muy contento en lo personal y por mi potro”.

Por último, destacó que la collera de Matzner y Varela seguirá para esta nueva temporada, quienes ya están en los preparativos para lo que será el primer rodeo de la temporada chica en Osorno agendado para el próximo fin de semana.

Fuente: www.caballoyrodeo.cl

Scroll to Top